Historias locas

Descubrimos la importancia de escribir de modo coherente y cohesionado por medio de las historias locas. Para ello, se le da a cada grupo un folio con distintas secciones: ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Quiénes? ¿Qué pasó? ¿Cómo se solucionó? Y cada miembro del grupo debe redactar el apartado que le toque sin saber lo que han puesto los demás en las otras secciones. El resultado cuando la leemos para toda la clase: una historia disparatada y divertida que nos recuerda la importancia de redactar con sentido.

Anuncios